Archivos Mensuales: septiembre 2014

“La hormiga y la cigarra” (Fábula)

cigarra_hormiga[1]                          

                    Versión personal.

Un día cualquiera de verano. Bajo un sol abrasador una hormiga continuaba con su trabajo: acarreaba sobre su espalda todo aquello que podía transportar; no se desviaba de su camino y apenas se tomaba un respiro. Sabía que tenía que aprovechar cada segundo de su trabajo para que ella y sus futuras generaciones pudieran gozar de un mejor porvenir. Además, atendía los quehaceres de su hogar y protegía a su familia. Todos los años cumplía la misma rutina: se aprovisionaba de los víveres necesarios para el invierno. Mientras, otras vecinas gozaban del buen tiempo.

En el caso de la cigarra, ésta no dejaba de disfrutar cada temporada estival como si fuera la última. Se pasaba todo el día cantando y bailando. Pero, cuando llegaba el invierno, al contrario que la hormiga, la cigarra al no tener casa que la cobijara, no dejaba de tiritar posada en las ramas del árbol, ni siquiera poseía suficientes provisiones para poder vivir. La hormiga descansaba y la cigarra, quejumbrosa, se resentía.
Hasta que un día, el cansancio, la carencia y una tormenta de frío que asoló aquel lugar, hizo que la cigarra se cuestionara el status quo. Ella comprendió que tenía que cambiar su destino. Sin dudar, la cigarra se juró que no pasaría otro invierno sufriendo penalidades mientras que la hormiga descansaba.

Decidida formó un movimiento social: “Todos por las cigarras”. ¿La misión?. Que todas las cigarras tuvieran una vivienda y comida.
Los reclamos de las cigarras llegaron a oídos de los medios de comunicación. A través de los noticieros se mostraban imágenes cómo la cigarra y otros insectos pasaban frío y calamidades. Sin embargo, la hormiga, en pleno invierno, descansaba en su casa y disfrutaba con su familia de una comilona.
Otros miembros de la comunidad quedaron horrorizados al comprobar cómo una cigarra vivía en tal estado deplorable y, sin embargo, la hormiga vivía confortablemente.

Una cigarra-activista decidió llamar la atención de la sociedad, se encaramó en el palo más alto del lugar y desplegó una pancarta. Miles de insectos se concentraron alrededor y a empujones unos contra otros intentaban leer lo que decía el mensaje: “Por la paz de las cigarras”.
Algunas cigarras concentraban su intelectualidad en descifrar el porqué su especie no tenía nada y la hormiga sí. Desde entonces, se hicieron investigaciones y estudios para descifrar el fracaso en corregir las desigualdades sociales y la injusticia de aquella comunidad.

Respondiendo “al clamor del pueblo”, una cigarra-política decidió presentar un proyecto de ley a la legislatura que estabilizara la igualdad económica. Importantes empresas cavilaban para ser los primeros en la fila. Grandes recursos gubernamentales se enfocaban a ayudar a la cigarra cargando impuestos a aquellos que estaban en la misma situación que la hormiga.

Transcurrieron los meses. Más y más cigarras se unieron al movimiento de “Todos por las cigarras”. Lograron nuevos derechos a tener vivienda, trabajo, comida, educación para los “cigarritos” y la lista continuaba. Y, ¿Las hormigas…? Más impuestos.

Al lado de un camino polvoriento, la esposa hormiga mira preocupada a su esposo. A su lado, el hijo adolescente le cuestiona: ¿porqué papá trabaja más, gana menos y no vive como la cigarra?. Ella le mira sin saber qué responder.

Saltando de isla en isla

800px-Tromso_bridge[1]

Lofoten y Vesteralen II
Cultura, costumbres y tradiciones.

Noruega ha mantenido una fuerte tradición cultural que ha constituido su propia identidad. En mi viaje a estos lugares lo he podido apreciar no sólo en museos y galerías de arte, sino también en el paisaje, además de la música y la literatura. Todo esto se hace evidente en las islas que componen los archipiélagos de Lofoten y Vesteralen, situados en el Mar de Noruega (Océano Atlántico) .Consultar post “En busca del Sol de medianoche  I ” -10 julio 2.014.
lofot-pueblo[1]Esta región llamada Nordland, ofrece una amplia gama de actividades, la mayoría relacionada con la vida al aire libre. Por ello, la naturaleza gira en torno a grandes variaciones, de la costa hasta las cimas de las montañas; de lugares habitados muy próximos unos a otros, a grandes extensiones deshabitadas: la densidad de población oscila de 6 a 10 habitantes/km2.

El patrimonio cultural de cada municipio llega a formar una amplia imagen del pueblo, sulofo-rein[1] hábitat a través de 10.000 años de historia. Son piezas seleccionadas de una integridad cultural accesible para todos. Para el viajero que recorre esta zona del planeta, comprobará que es un viaje repleto de vivencias inolvidables. Los sentidos se agudizan ante unos parajes salvajes y hermosos, inimaginables para muchos. Una cultura rica en matices, costumbres y tradiciones ancestrales que, celosamente, han pasado de generación tras generación. Hay cabida tanto para la aventura como para la sorpresa, sólo hay que ir saltando de isla en isla.

img5169s[1]Se puede disfrutar tanto del entorno natural, como admirar el arte de la ingeniería de los puentes, espectaculares, que unen a las islas como el de Stokmarknes en Hinnoya, el 019[1]Saltstraumen, que cruza el estrecho de Saltfjord o el Gisundbrua en Senja, de 1.150 m. de longitud es el más largo de Europa sostenido por pilares; los túneles submarinos como el Sloverfjord y de Rennfast, entre otros.

Me resultó curioso conocer cómo los artistas noruegos han sabido unir el arte y la naturaleza, considerada máximo exponente, con el llamado proyecto “El arte al aire libre en Nordland”. Se trata de una colección internacional de esculturas que está compuesto por 33 obras, cada una titulada. Esta exposición se inició entre 1.992-1.998, y participaron artistas de todo el mundo. Su colocación fue meticulosamente estudiada, y de forma permanente, a lo largo de la costa y sus poblaciones. Una impresionante galería de arte sin paredes ni techo, que ocupa una superficie, aproximada, de unos 40.000Utebilde_8[1] km2. Entre los municipios que visité tuve la oportunidad de contemplar algunas de estas impresionantes obras escultóricas.

Existe un gran número de museos y exposiciones para elegir: museos al aire libre, pequeños museos especializados en un tema determinado, y otros instalados en edificios antiguos, actualmente 17102008Skulpturlandskap%20Nordland,%20%20Havmannen%20av%20Antony%20Gormley[1]restaurados. La mayoría son pequeñas superficies, pero interesantes por su contenido. También las galerías de arte ocupan un lugar importante por su número, donde se exhiben obras de pintores reconocidos o aquellos que se inician. Más adelante, destacaré algunas de las que visité durante mi viaje.

Otra parte de la cultura, muy importante, a tener en cuenta al viajar, es la comunicación entre los pueblos, intentar el intercambio de conocimientos es de lo más enriquecedor para una persona. En cuanto a los habitantes de estas lejanas tierras, me sorprendí gratamente, son amables y hospitalarios, sobre todo, el correcto comportamiento que siempre mantienen y el respeto hacia la Naturaleza. Se esfuerzan para comunicarse con gente del exterior, pero la barrera del complicado idioma noruego y sus variantes se interpone, aunque como auxiliar, dominan el inglés.

Al igual que cada pueblo posee su Mitología, aunque su origen corresponde a los griegos que, hicieron las primeras recopilaciones de mitos; también los pueblos nórdicos cuentan con una Mitología rica en personajes, quizá menos humanos que los griegos pero, tal vez, más misteriosos. Entre los más destacados, Odín, el dios supremo de todas las cosas, su hijo Thor, el dios del trueno, y las vírgenes guerreras llamadas Las Valkirias.

Una de las criaturas mítica más conocida es el Troll, que ha sido adaptado tanto por la fantasía literaria noruega como internacional. Principalmente popularizado en los cuentos de hadas y leyendas, adaptando su personaje en diversas formas, además de los enanos, los gigantes, los monstruos y los elfos. El cuento escandinavo “El guiño de los tres img5404b[1]chivos”, del autor Thorbjorn Egner, ha sido referencia a otras versiones. Pese a sus antiguas raíces, los relatos populares no se escribieron hasta el siglo XIX. En 1.852, siguiendo la estela de los Hermanos Grimm, se publicó la primera edición de los cuentos noruegos de Asbjornsen y Moe. Casi todos comienzan con la frase “Érase una vez…”

En la literatura clásica, por ejemplo, Shakespeare los introdujo en algunas de sus obras. En la época moderna igualmente han sido incorporados estos singulares seres, como en la obra de Michael Ende “La historia interminable”, y en las novelas de Tolkien “El señor de los anillos” y “Tierra Media”. Más reciente, aparecen en “Las Aventuras de Harry Potter” de J.K. Rowlin.

Estas islas tienen mucho que ofrecer a quienes buscamos el contacto con la naturaleza, a la vez, se conoce la diversidad de las costumbres, tradiciones y la historia de sus pueblos. Resulta difícil la elección ya que son muchas las ciudades, poblaciones y pequeñas aldeas que existen en los archipiélagos Lofoten y Vesteralen, un itinerario que necesita tiempo.
Por ser tan complicado, dada la belleza y el encanto de cada lugar que visité, he seleccionado algunos que continuará en otro post, igualmente atrayentes por la cultura y datos curiosos que pueden suscitar interés. Muchos quedan atrás, pero no por ello dejan de ser importantes.

img5351t[1]Una ruta de paisajes, silenciosos y en calma, que invitan a dejarse llevar. Descubrí que la esencia de las Lofoten y las Vesteralen era el mar, el gran protagonista que ofrece su misteriosa magia a los viajeros más aventureros.

Carmen de Giles: El vestuario en el teatro

P1410886El Casino de la Exposición de Sevilla acoge desde el pasado día 11 de Septiembre de 2.014 una exposición sobre la diseñadora y figurinista Carmen de Giles, la gran creadora de los diseños más importantes de las artes escénicas de la Comunidad Andaluza en los últimos 30 años.

En esta Exposición se pueden contemplar trajes creados para los emblemáticos espectáculos de las compañías Atalaya, Los Ulen, La Cuadra y La Fundición. Para cantantes como Martirio o Kiko Veneno. Además, el Centro Andaluz de Teatro, Esperanza Fernández, La Tremendita y Miguel Vargas. También ha dejado patente su sello en el Carnaval de Cádiz con las Chirigotas del Canijo y la Comparsa de Tino Tovar. Espectáculos de calle como la Cabalgata que recorría el recinto de La Cartuja durante la Expo’92 y los Parques Temáticos.

A veces, a los artistas les resulta difícil describir con palabras su proceso creativo Para Carmen de Giles son significativas sólo las dos primeras palabras de un ancestral conjuro: olvidar y crear. Una vez pronunciadas, entra en “éxtasis” y consigue envolverse en la prodigiosa magia de la creatividad. El Teatro es un fenómeno vivo que sucede en tiempo y espacio. El elemento icónico presente en el traje teatral es una herramienta de lectura y comprensión del texto de la obra, pero puede, a su vez, transformarse en un recurso dramático.

Carmen de Giles realiza su trabajo “tras bambalinas o trasescena”, como suele decirse. Le permite vivir una historia, una escena y un mundo vestido y matizado de magia, lúdica, alegría, tristeza, angustia, premura, anécdotas y “mal genio”.
Hay que tener en cuenta que, la vestimenta del actor queda muchas veces comprendida dentro de la maquinaria del Teatro como parte del dispositivo escénico. Por la vía del traje teatral se nos presenta aquí la posibilidad de reflexionar sobre el lenguaje del personaje y su máscara.

Básicamente existen dos formas de vestirse: una es drapearse de manera envolvente, sosteniendo la tela con broches, alfileres o cintos y crear pliegues; la otra es con una prenda cuyas piezas han sido cortadas y unidas mediante costuras, tomando así la forma de las diferentes partes del cuerpo. Y, es ahí donde Carmen de Giles demuestra su inmensurable creatividad. El ambiente, la envoltura, la iluminación y el entorno definirán a la figura en el escenario.

Las diferentes características de forma y de concepto que lo circunda es que un aspecto importante del vestuario teatral no es lo que sea o valga en su estado cotidiano, sino lo que parezca ser. En la puesta en escena, el vestuario también tiene su dramaturgia y cuenta una historia por medio de un lenguaje visual con el espectador, también  comunica y se convierte en signo de lo que se quiere decir.

Porque no solamente se narra con la palabra, sino también con la imagen.

Carmen de Giles, enhorabuena por esta Exposición.

P1410805P1410809Exposición: Vestir la Representación, Carmen de Giles 30 años.
Lugar: Casino de la Exposición del 11 de Septiembre al 16 de Noviembre de 2.014
Martes a Domingo de 10,00 a 14,00 horas y de 17.30 a 21,00 horas.

Cataratas del Niágara o “Trueno de agua”

cataratas-del-niagara-canada[3][1]Las Cataratas del Niágara por su grandiosidad es una de las maravillas que existen en nuestro planeta y merecedora de ser visitada; un lugar en el que la Madre Naturaleza ha sido más que generosa. Están consideradas, en segundo lugar, como las Cataratas más grandes del mundo. Son 650 Km. la distancia que separa Nueva York de Niágara. Una oportunidad para desplazarse, si se dispone de tiempo, para contemplar uno de los más bellos accidentes geográficos de la Naturaleza. Se puede ir en tren desde Penn Station, unas 9 horas de viaje y buscar alojamiento. Otra opción, tramitar con alguna agencia neoyorkina que realizan excursiones de un día o bien, incluir en el paquete contratado desde España.

Visitors-Center[1]He llegado hasta aquí desde la ciudad de Ithaca, estado de Nueva York. Debido a la temprana hora, aún puedo disfrutar de un agradable paseo por el Niágara Park. La plenitud del río Niágara es lo primero que da la bienvenida a quienes buscan, con curiosidad, las impetuosas cascadas de agua. Una extraordinaria experiencia me aguardaba.

Inicio la visita en el Centro de Visitantes (Niágara Falls Convention&Visitors Bureau). En el recorrido hacia la plataforma-mirador no salgo de mi asombro. El estruendo del agua al caer es atronador. Compruebo su fuerza y el resplandor que expande. El inmenso poderío que tiene estas caídas de aguas hace estremecer al ser más fuerte. Estas Cataratas forman un grupo de tres impresionantes cascadas situadas en el río Niágara en la zona oriental de América del Norte. Ambas orillas delimitan la frontera entre los Estados Unidos y Canadá. Además, ambos países se comunican por varios puentes, el más famoso es el “Rainbow nyobservationtower_small[1]Bridge” (Puente del Arco Iris) en Toronto. Aparte del atractivo que impera, también es una enorme fuente natural de energía, existen hidroeléctricas que abastecen a los dos países.

Desde la alta plataforma de la colosal torre, recubierta de cristales, el Mirador Prospect Point Observation Tower, situado justo al lado de la gran catarata, disfruto de una espléndida panorámica. Tanta emoción me aturde. En la orilla canadiense, la Torre Skylon, vigila el paisaje.

fotos-cataratas-niagara-027[1]El nombre Niágara es originario de la palabra iroquesa que significa “Trueno de agua”. Los habitantes de esta región eran los ongiara, una tribu iroquesa, también llamada “los neutrales” por los conquistadores franceses. La mayoría de los historiadores concuerdan que fue el monje Louis Hennepin, en 1.678, el primer europeo que contempla las Cataratas, y deja constancia de su descripción por escrito. Tres años más tarde, los franceses se asientan en la zona.
El río Niágara tiene una longitud de 56 Km., fluye al Norte desde el Lago Erie al Lago Ontario, se desborda y crea las Cataratas al pasar de un lago a otro. Se cree que el origen OLYMPUS DIGITAL CAMERAde estos saltos de agua se debe a una glaciación, hace unos 10.000 años. Estas caídas son impresionantes. La que corresponde a la parte canadiense es llamada “Cataratas de la Herradura” (Horseshoe Falls), con 54 metros de altura y unos 670 de ancho. En el lado estadounidense, se hallan las “Cataratas Velo de Novia”, de menor altura, unos 40 metros y unos 325 de anchura.

Fascinada en la contemplación del paisaje, ignoro el tiempo que ha transcurrido. Siento american_falls_from_goat_island[1]que un desmedido torbellino me envuelve y el vértigo me enloquece. Experimento esa sensación que nace del estómago, parece que explota en mi pecho y casi estalla en la cabeza. Instantes después vuelvo a la realidad. Por unos momentos, recuerdo la mítica película “Niagara” (1.953) dirigida por Henry Hathaway e interpretada por la inolvidable Marilyn Monroe y Joseph Cotten. También evoco escenas de Superman II, en el rescate del niño. Ha sido una fuerte experiencia. Ya fotos-cataratas-niagara-016[1]repuesta, abandono la plataforma y me dirijo hacia el embarcadero. Una espectacular y espesa cortina de agua que, en su descenso, levanta una densa nube de agua que salpica por doquier. Una continua lluvia cierne los alrededores. Se calcula que son arrojados unos 168 millones de litro de agua por minuto.

Para descubrir la magia que envuelve a las Cataratas hay que realizar el paseo en los barcos llamados con el sugestivo nombre: “Maid of the Mist” (La Dama de la Niebla). Desde la travesía inaugural en 1.846 hasta la fecha, ofrecen este servicio. Estas fotos-cataratas-niagara-018[1]embarcaciones tienen una capacidad de unos 300 pasajeros y se puede acceder desde ambas orillas. La travesía consiste en llegar hasta los mismos pies de las Cataratas.
Al sacar el ticke me ofrecen un impermeable color azul (¿…?) Unos instantes después comprendo el por qué. En el barco se puede optar por 205542133_7493a1fb2f[1]permanecer en la cubierta o en el primer piso, bajo techo. Escojo la cubierta, consciente de las consecuencias ante tal decisión.

Un deseo comienza a cumplirse: La aproximación a las impresionantes Cataratas. Todo un espectáculo. La embarcación atraviesa una espesa niebla y el sonido del agua cada vez es más estruendoso. La fuerza del agua genera un fuerte viento. Bajo mis pies siento como el NIAGARA barco[1]barco es zarandeado, como una cáscara de nuez, en medio de las turbulentas aguas. Con dificultad, intento mantener el equilibrio. De repente, comienzo compulsivamente a tomar fotografías a diestro y siniestro. Se sobrepasa el centro del río. Empieza a adentrarse en las gargantas de las Cataratas. Parece que vamos a ser engullidos. La adrenalina comienza a invadir mi cuerpo. A pesar de todo, me considero afortunada. El tronar delOver_the_Edge[1] agua, al golpear contra las rocas, se mezcla con los acelerados latidos de mi corazón. Momentos escalofriantes. Me siento como un punto en medio de la página de un libro. De pronto, en el cielo aparece el arco iris más grande y hermoso que jamás he contemplado. Ni siquiera me doy cuenta de que mis ropas están empapadas.

iris[1]El barco gira de regreso al embarcadero, cruza de nuevo, necesariamente, la frontera invisible del centro del río. Por unos instantes en Canadá, y de nuevo en los Estados Unidos.
Han sido los veinte minutos más intensos de mi vida. No olvidar es tener conciencia, y yo, vivo más para recordar que para olvidar. Sólo quiero hacer perdurables los recuerdos y prolongarlos en el tiempo.