Archivos Mensuales: julio 2014

Poemas de ayer, resurgen hoy

01_gloria_fuertes_s[1]

Estos dos poemas que he escogido de Gloria Fuertes son de su libro “Obras incompletas” (1.975) parecen que han sido escritos hoy. Un fiel reflejo de la época de obras-incompletas-gloria-fuertes[1]crisis que estamos padeciendo. Todo llega, todo pasa y todo vuelve a resurgir.

De aquí y de allá he reunido unos breves apuntes sobre la olvidada escritora y poetisa Gloria Fuertes (1.917-1.998) Uno de los referentes de la literatura española del siglo XX, y galardonada con varios premios. Fue la creadora de un lenguaje personal y expresivo de marcada inspiración. Basándose en el humor y los juegos de palabras por medio de los cuales abordó asuntos cotidianos, desde una perspectiva social sin olvidar las grandes cuestiones de la literatura: el amor, la muerte y la fe. Los elementos intimistas pasaron a primer plano, mientras que un lúcido e imaginativo ejercicio de introspección lírica, añade el de la propia poesía como materia de reflexión.

historia-gloria[1]Sobre la biografía de Gloria Fuertes serían interminables los datos a reseñar. Fijaremos sobre una fecha señalada en su “curriculum literario”: A finales de 1.940 entró en las tertulias del grupo literario denominado Postismo, un movimiento de posguerra que era lo más avanzado que podía proponer España estéticamente, bajo el régimen franquista. En aquellos años combinó perfectamente sus dos facetas creadoras: la infantil con la poesía social de adultos.

Para hacer ambos tipos de poesía Gloria analizaba su estado de ánimo y así actuaba. Para escribir poesía infantil “se hacía niña”, tenía que estar contenta y graciosa,glorierias[1] imaginativa, fantástica, idear un argumento que les hiciera gracia desde el primer momento y con un vocabulario sencillo. En cambio, si pasaba por momentos bajos la poesía resultante era la del lector adulto. Cambiaba el humor fácil por la risa amarga, complica las figuras de estilo, aumentaba las metáforas y los isla-ignorada[1]dobles sentidos. Su lenguaje era claro, preciso, sencillo y llano como ella misma fue a lo largo de su vida.

Según decía ella: “Que antes de contar sílabas, los poetas tienen que contar lo que pasa”. […Ahora una minoría vendrá a catalogarme, a “etiquetarme” o a encasillarme literaria o sociológicamente; la etiqueta se me desprenderá con el sudor de mis versos, y si me encasillan, me escapo…]

Lo que no se puede negar, es que en aquellos años surgió una vertiente de la poesía española marcada por la queja más o menos explícita contra la opresión: Gloria Fuertes fue una precursora.

flashmob_560x280[1]

CARTA                                                                                                                               
Queridos Pobres:
Recibí todas vuestras cartas,
las que no me habéis escrito llegaron,
por el aire que viene de las casas baratas,
por el aire que viene de la aldea,
por el aire que viene de la fábrica,
por el aire que viene de la mina,
por el aire que viene de la barca,
elegidos ciudadanos sencillos, sé todo lo que os pasa.
Los que tenéis oficio,
los que pisáis andamio,
los que con la herramienta os herís a lo tonto,
los que andáis por el agua de Valencia,
los que hacéis el arroz o los garbanzos,
los que dormís de día y por la noche
en la barca a cogernos el pescado.
Recibí vuestras cartas labradores,
vendimiadores recibí vuestros salmos,
y pescadores también vuestras noticias,
sé todo lo que hacéis y lo que os pasa siento,
quedo enterada de que algunos jornales han subido
y aún nos os llega;
y os llego como sé el agua al cuello,
y la voz nunca os llega a no ser mía,
pero os llega el trabajo a la mañana
y la salud al cuerpo
y el hijo otra vez, enhorabuena.
Yo no puedo de lo que me decís haceros nada.
Tan sólo recordaros que ya el hombre de los libros está en ello,
que os dibuja mis pobres, que os entiende,
que se quiere ocupar de todo eso, que decís en vuestras cortas cartas,
y escribirán a los ministros.

Y nada más por hoy,
pobres  amigos                                                                                                                                                                       lo mejor de la vida sois, lo que la alza.
También entráis vosotros los que vais a oficina,
los que vendéis verduras y los que hacéis las casas,
los que guiáis los coches, los que regáis con agua,
pobres de mil oficios no estáis solos,
aquí un poeta os canta,
luego vendrán más.

Gloria Fuertes.

POBREZA PTO MPP.JPG

EL MENDIGO QUE ENTREGABA UN PAPEL
Por favor no puedo trabajar,
soy por lo menos sordomudo,
tres hermanos, padre y madre muerta
y sordomudo soy y casi ciego.

Haga el favor de darme una chaqueta,
comida o pantalón no tengo nada.
Si tiene usted mi pie unos zapatos.
Soy sordomudo y solo y casi viejo.
Deme al menos un duro o veinticinco…
Socorredme.
Miradme.

No puedo hablar,
soy sordomudo de verdad.
(Devuélvame el papel que no tengo copia)

Gloria Fuertes.

En busca del Sol de Medianoche

reine lofoten 2[1]Islas Lofoten y Vesteralen  I

El mes de Julio era el más propicio. Salí de Madrid en vuelo directo al Aeropuerto de Lakselv (Noruega). Una pequeña localidad de unos 2.000 habitantes, situada en el condado de Finnmark. El Sol comenzaba su lento descenso ¿era el atardecer…? Ante la duda, consulté mi reloj: las 21.50 h. (La franja horaria era igual que en España). Desde allí en bus, unos 74 Km. hacia Karasjok, corazón de Laponia, donde se halla la Sede del Parlamento Sami de Noruega, lugar del alojamiento.

Emprendí este viaje tan singular hacia el Ártico en busca de ese paraíso perdido que, casi todos, anhelamos encontrar en algún momento especial de nuestra vida. La elección fueNoruega-1 2012 475-1[1] ardua y difícil y, más aún, preparar la información sobre los lugares a visitar. En realidad, lo que pretendía era tener un encuentro con la Naturaleza, esa madre de la que apenas nos acordamos y que tanto nos ofrece. En aquellos momentos, me empujaba cierta inquietud y un tanto de coraje para enfrentarme con nuestro mundo en su estado más puro. Además, por añadidura, un sentimiento romántico y aventurero de mujer viajera. Siempre consideré a la Naturaleza como cultura que, junto con la Literatura, están profundamente influenciadas.

Así, surgió lo que significaba para mí un reto: Recorrer el Ártico, las zonas que bordean los países europeos, Noruega, Suecia y Finlandia. Me esperaban muchos días de viaje y miles de kilómetros por recorrer hasta llegar a mi meta: Cabo Norte. Al día siguiente comenzaría mi odisea.

La transgresión marina de las costas noruegas originó la formación de islas e islotes, más de 150.000, que formaron una orla continúa de archipiélagos litorales. El más extenso es el de Lofoten y el de Vesteralen.
Para llegar a estas zonas las infraestructuras de servicios que existen están bien desarrolladas. Son varios los medios de transportes que se pueden utilizar: pequeños aeropuertos, coches, autobuses, barco exprés y ferris.
norways-atlantic-ocean-road[1]Las distintas islas se comunican entre sí, por vía fluvial y terrestre: cruzando puentes, algunos impresionantes, y recorriendo largos túneles bajo el nivel del mar. O bien, navegando mientras te embelesas con las panorámicas. La forma más expresiva: vas saltando de isla en isla.

Por otro lado, en el Círculo Polar Ártico está la frontera del Sol de Medianoche y el periodo de oscuridad. Cuanto más al Norte, más largo se hacen estos ciclos. En Lofoten es visible desde finales de Mayo hasta mediados de Julio. La primera noche quesoldemedianoche-noruega[1] contemplé este singular fenómeno percibí una rara sensación. Reflejos dorados, ora rojizos, ora anaranjados, irradiaba el rey Sol, desafiando a las leyes naturales de ocultarse tras el horizonte. Mientras tanto, la impaciente Luna se quedaba a la espera en el inmenso firmamento.
Al cabo de un par de días el ritmo de mi “reloj biológico” se adaptó. A veces, imaginaba si era un atardecer continuo o la eterna medianoche que nunca llegaba

Comenzaré como punto de partida por las islas Lofoten, archipiélago situado por encima del Círculo Polar Ártico, paralelo 67 y 68º latitud Norte. La superficie total de estas islas es de unos 1.230 Km2 y su población de unas 23.500 personas, apróximadamente. El de Vesteralen, situado más hacia el Norte, ocupa una extensión total de 3.096 Km2 y 65.790 habitantes, por lo que es uno de los archipiélagos más grande de Noruega. Las islas están distribuidas en pintorescos pueblos, cuya belleza se me antojaba tan irreal que hasta olvidaba el presente. Me aguardaban experiencias y recuerdos difíciles de olvidar a lo largo de mi vida.

6188688189_ac00686472[1]Lofoten aparece como un muro de montañas altas y abruptas, que emergen del mar entre fiordos e islas. Glaciares y otras fuerzas de la naturaleza modelaron el paisaje: “Configuran una de las bellezas paisajísticas más impresionantes del planeta”, según leí en un artículo de la National Geographic, y así es. Según la mitología nórdica, “fueron esculpidas por el dios Thor a golpes de su mjolnir (martillo de guerra) para poder100_5560[1] contemplar desde sus cimas a los barcos de pesca”. Las montañas recibieron sus formas a partir de la última Era Glaciar, hace unos 100.000 años, dando lugar a uno de los paisajes más antiguos del planeta. Entre tierra firme y los montes, un poco escondido entre las altas paredes que le protegen, se encuentra el Vestjford (Fiordo del Oeste), uno de los muchos que existen, aunque el más conocido es elTrollfjord (Fiordo del Troll.)

Todos los paisajes, desde cualquier perspectiva, me parecían que tenían algo de magia. Según la leyenda, los trolls, pequeños duendecillos, habitaban en los espesos bosques noruegos. Existen numerosos cuentos sobre estos singulares personajes. Según dijo el escritor noruego (Premio Nobel 1.903) Bjornstjerne Bjomsons en el año 1.869:” Nadie ha visto la verdadera naturaleza si no ha estado en Noruega y, lo más hermoso, son las islas Lofoten”.

fotos-noruega-honningsvag-010-450x334[1]Durante toda la ruta el tiempo era aprovechado al máximo por la claridad, y las excursiones se prolongaban más de lo habitual, lo que resultaba provechoso a pesar del cansancio. En cuanto al clima, se ve suavizado por los efectos de la corriente cálida del Atlántico Norte, derivada de la corriente del Golfo que baña la costa noruega. Ello da lugar a una notoria suavidad térmica. Lo que sí es cierto que el clima y la temperatura cambian rápidamente.

Una forma de enfocar la Naturaleza y la cultura, es añadir un poco de historia sobre el lugar. Las primeras cabañas “Rorbu” (*) de Lafoten fueron construidas bajo el mandato del rey Oystein, allá por el año 1.120, a finales de la Época Vikinga. Fueron destinadas800px-Rorbu_Reine_2009[1] para alojamientos de los pescadores durante la temporada de pesca. Eran pequeñas, rudimentarias, de madera cimentada sobre troncos sumergidos en el mar que soportaban la carga. Después surgió otro tipo de construcción típica, llamadas los “Sohus”, o casas de mar, edificios de dos plantas, dedicadas a almacén y hospedaje, dado que el número de trabajadores de la mar aumentó considerablemente. En tierra adentro, las construcciones rurales tienen otras características: los “starbu”, llamado así a los graneros colgantes, y los “heniles”, colocados sobre las viviendas, a los que se acceden por una rampa. Muchas de estas construcciones fueron restauradas con fines turísticos.DSC_0143[1]

Como curiosidad, observé que muchos de los tejados de los Rorbu estaban cubiertos de hierbas. Desde lejos parecía un trozo de jardín desplazado de lugar. Después comprobé que, sobre las placas que cubren los tejados había instaladas cubetas rectangulares, que contenían líquenes y musgo para favorecer el crecimiento de estos singulares parterres. Este particular sistema conjugaba la armonía con la belleza. Por fin, mi curiosidad quedó satisfecha: una manera de proteger el interior del frío clima.

59-islas-lofoten-svolvaer[1]La industria principal está basada en la pesca del bacalao y la cría del salmón. Formando parte del paisaje, en las ensenadas y los puertos están instalados los numerosos secaderos, soportes de madera en forma de grandes borriquetes, donde cuelgan el pescado, orientados hacia el Sur. El olor característico que despide, se huele a cientos de metros.

En los itinerarios realizados por las principales islas de los archipiélagos Lofoten y Vesteralen están localizados pequeños núcleos que han ido surgiendo cerca de los puertos pesqueros. Pueblos de pescadores que guardan un especial encanto.27.Vesterålen,-Norway[1] Construidas en forma de gradas, las típicas casas de madera pintadas de alegres colores, sobre todo el rojo, destacan sobre el fondo de los oscuros picos montañosos coronados de nieve. Descienden desde las colinas hasta el puerto. Incluso edificadas sobre el agua, según el sistema primitivo. Las viviendas, más cercanas al mar, poseen un pequeño embarcadero donde permanecen amarradas pequeñas embarcaciones, el medio de transporte más usual. Una construcción que resalta, por su situación, sobre el punto más alto de cualquier pueblo, es la torre de la pequeña iglesia.

mittsommer-auf-den-vesteralen-c52ab9eb-952e-4e32-adb7-8cf6b544fe4f[1]Asombrosas son las perspectivas que ofrecen estas pequeñas ciudades que, asomándose a las cristalinas aguas reflejan su imagen a la inversa. En cada esquina me aguardaba una sorpresa. Las calles, más bien caminos de tierra, están orientadas hacia el mar, y otras se dirigen hacia las colinas. El tráfico es escaso. Los paseos por estas pequeñas comunidades eran deliciosos, transmitían tranquilidad y sosiego. A veces, el silencio era interrumpido por los ruidos del trasiego en el interior de las casas, y el griterío de las alocadas gaviotas cuando una embarcación se acercaba al puerto.

En cuanto a la fauna ártica en estos lugares es abundante y variada. Durante las travesías me resultó sorprendente, el espectáculo que contemplé en algunos islotes y rocas cubiertas complemente por las aves marinas, eran colonias de: gaviotas5870448849_08996080a3[1] tridáctilas, cormoranes, alcas, águilas marinas, frailecillos, araos y el pigargo europeo, aunque muchas de estas especies son migratorias. Dicen que: “Dónde hay aves marinas, el silencio no se concibe. Desde luego, el ruido estruendoso del mar y los sonidos que emitían las aves era ensordecedor, pero estaba encantada. Aquí la vida fluía por doquier.

En el tiempo libre, gozaba contemplando el mar, un mar azul turquesa, transparente. Era agradable, a la vez que relajante, escuchar a las olas que se revolcaban en la orilla, rorbu_on_the_lofoten[1]un poco más lejos, algunos cormoranes intentaban pescar y el eco de los graznidos de las gaviotas que, revoloteaban por los tejados de las casas. Al respirar me llenaba del olor intenso a mar, a algas y a brea del muelle cercano. Todos mis sentidos estaban a la expectativa para cualquier descubrimiento.

Como contraste, el hechizo se manifestaba en su hermosura salvaje en las extensas tundras, de líquenes, musgos y tuberas. En esta época estival se hallaban cubiertas de la flora ártica. Bosques de abedules, sauces y sorbus, árboles autóctonos, y la frondosidad de los valles. Era mágica la combinación de las escarpadas y agrestes montañas, arañadas por las correntías del deshielo, que abastecen ríos y lagosislas-lofoten-noruega[1] interiores. El entorno natural convirtió a las islas en el paraíso perdido que buscaba.

Me fascinaba contemplar el Sol. Su declive nunca rebasaba el horizonte, a veces, suponía que era un atardecer eterno, u otro día que empezaba cuando aún no había terminado el anterior. En esta parte del mundo, el tiempo no tiene importancia.

Han sido muchos los lugares que he visitado, y aquí otros tantos me aguardaban, pero esta primera etapa fue enriquecedora, la recordaré toda la vida: De buenas experiencias no puede uno llenarse nunca.

(*) Rorbu. Cuyo significado deriva la palabra BU: pequeña casa y RO significa remar.

El lenguaje del cuerpo

payasos-4[1]

Desde hace más de una década, cuando comencé a viajar sola por esos mundos de Dios sentí curiosidad y, más tarde, despertó mi interés: conocer el componente verbal que se utiliza para comunicar información y el no verbal para manifestar estados y actitudes personales. Muchos de los gestos utilizados son comunes en la mayoría de los países, mimo[1]aunque otros pueden significar cosas distintas, dependiendo de dónde estemos. Por otro lado, se dice que el idioma universal se basa en los gestos y, precisamente, ese ha sido mi método para expresarme en muchos de los lugares visitados, debido al desconocimiento del idioma.

Independientemente de lo que sePayasos Tristes 10[1] puede creer acerca de la comunicación no verbal, mis experiencias personales y las anotaciones que tomé en su día sobre este tema simplemente son a título informativo. Por este motivo, he escrito este post, creo que el resultado es un conjunto de ideas que pueden ser de utilidad.

Como referencia al tema y también como curiosidad, retornamos a comienzos del pasado siglo XX. Desde 1.914 hasta 1.940 hubo un considerable interés acerca de cómo se comunicaba la gente por las expresiones del rostro. Los resultados fueron desalentadores, hasta el punto, que se llegó a la curiosa conclusión de que el rostro no comunicacion-no-verbal-psicolatina[1]expresaba las emociones de manera segura e infalible. Tan sólo hace unas décadas, la ciencia comenzó un despegue sobre la investigación en las áreas de cinco disciplinas diferentes: la psicología, la psiquiatría, la antropología, la sociología y la etología. De esta forma, se estableció la importancia que representaba en la cultura de la comunicación humana el lenguaje del cuerpo. Sin embargo, Aristóteles estableció un modelo y la relevancia de la comunicación: sirve para influir en las personas.

En ésta época que vivimos, cada vez tienen más importancia los sistemas de comunicación no verbal. Cuando hablamos con alguien, sólo una pequeña parte de la información que obtenemos de esa persona procede de sus palabras. Los investigadores han estimado que los-tres-aspectos-criticos-mas-importantes-de-la-comunicacion-no-verbal-en-la-persuasion1-e1325281017883[1]entre el 60 y el 70% de lo que comunicamos lo hacemos mediante el lenguaje no verbal; es decir, a través de multitud de signos: imágenes sensoriales (visuales, auditivas, olfativas…) sonidos, gestos, movimientos corporales, el tono de voz, vestimenta e incluso el olor corporal. Todo forma parte de los mensajes cuando nos comunicamos con los demás.

La diferencia entre las palabras de una persona y nuestra comprensión de lo que dice, procede de la comunicación no verbal o lenguaje corporal. Como he indicado anteriormente, las expresiones faciales, los movimientos o los gestos pueden ser más o menos sutiles en cada persona. También la forma de hablar, andar o sentarnos nos dice comunicacion-verbal-importante-educacion-peque_1_1699264[1]algo acerca de nosotros y de lo que estamos sintiendo, que se puede reflejar al exterior; incluso hay momentos en los que enviamos mensajes contradictorios, por ejemplo:906790_01c2_625x1000[1] “Decimos una cosa pero nuestro lenguaje corporal revela algo diferente, esto afectará la forma en que actuamos y reaccionamos ante los demás y ante nosotros mismos”.

Opino que la comunicación humana es demasiado compleja, no obstante, todos tenemos la capacidad de descifrar hasta cierto punto. La llamamos intuición. La aprendemos en la primera infancia y la utilizamos a nivel de subconsciente durante toda la vida.