Archivos Mensuales: mayo 2014

La entrevista que nunca se le hizo a D. Miguel de Cervantes

Andalucia,%20Seville,%20Plaza%20Nueva%201[1] Sevilla, en los días primaverales del mes de mayo, acontecen importantes eventos culturales. Hoy, decido acudir a la céntrica Plaza Nueva, cita ineludible para una escritora aficionada, se celebra la Feria del Libro.

Es temprano. Me sorprende el bullicio que hay. Entre apretujones, consigo llegar a algunos de los stands. Hojeo algunos libros que se exhiben. Observo que, son muchos los DSC02372[1]títulos que abren sus páginas por primera vez al mundo literario. Nuevos autores que miran orgullosos sus obras. Libros que pasan de mano en mano, ojos que, ávidamente, leen sus líneas. Autores, libros; libros, autores. Continúo mi paseo curioseando los mostradores de los stands.

No sé por qué, me acuerdo del insigne escritor D. Miguel de Cervantes. Una repentina pregunta me asalta. ¿Y si viviera ahora… le reconocería?. Tal vez. Evoco la descripción que se hizo de sí mismo en el prólogo de Novelas Ejemplares, a los sesenta y seis años de edad: [… rostro aguileño, de frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada… la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande, ni pequeño … algo cargado de espaldas, y no muy ligero de pies…]

Imagino que, el curso de la vida de Cervantes estuvo marcado por constantes infortunios. La España de aquél entonces fue a la vez la del Imperio, la Conquista y el Siglo de Oro, 800px-Riña_ante_la_embajada_de_España_(La_rissa)[1]pero también la del hambre, la mendicidad, la peste, los asesinatos y la negra sombra de la Inquisición. La vida de Cervantes sigue siendo un misterio. De sus peripecias no es mucho lo que conocemos y, de su intimidad y su carácter, lo ignoramos todo. Pero llegó a ser, por los siglos de los siglos, uno de los más importantes personajes históricos, además de convertirse en un referente literario de fama universal.

Distraída en mis pensamientos, de repente, observo a un anciano que cubre su cabeza 1263832154809_f[1]con un sombrero y por auxilio lleva un bastón. Tiene dificultades al andar, tropieza y ¡zas!. Se tambalea a punto de perder el equilibrio. Presurosa, me acerco y le sujeto por el brazo izquierdo. Le ayudo a sentarse en uno de los bancos que bordean la Plaza.
-¡Muchas gracias, gentil dama! – Dijo con rigurosa cortesía y amabilidad, a la vez, inclinaba levemente la cabeza – Me llamo Miguel de Cervantes Saavedra, para servir a Dios y a vos, bella dama.
-¿Miguel de Cervantes? ¿Don Quijote y…? – Atónita, pregunté con un hilo de voz. Tragué saliva sin dejar de mirarle fijamente con los ojos muy abiertos. Al ver la expresión de perplejidad en mi rostro, insistió.
-Sí, así es, el mismo – Volvió a repetir con contundencia- Me llamo Miguel de Cervantes Saavedra – Con un gesto me invitó a sentarme junto a él. Le obedecí como una autómata. No daba crédito al suceso. Desde el mundo de la nada surgieron mil y una preguntas que se agolpaban en mi mente.
– Me permite Vd. hacerle algunas preguntas – Sugerí con cierta timidez y un poco desconfiada. Asintió sonriéndome. ¿Cuánto tiempo vivió Vd. en Sevilla?
-De joven, unos dos años, en 1.564 procedentes de Córdoba, mi familia llegó a Sevilla. Yo era un zagal de unos 16 ó 17 años. Si no recuerdo mal, vivimos en una casa, en la collación de San Miguel. Después en el año 1.566 nos fuimos a Madrid.
sevilla-siglo-de-oro[1]-¿Cómo era Sevilla en aquélla época?
-De la Sevilla de ese tiempo, era una de las ciudades más prósperas del orbe. Sólo Venecia podía compararse. Por su Puerto entraban y salían a diario mercancías, tanto de las naves que partían para las Ámericas, o las que llegaban de otros puntos de Europa.
-¿Por qué se marchó su familia a Madrid?
-Por motivos económicos y familiares. Yo tenía, creo que 19 años y había pasado en la ciudad andaluza ese tiempo que es el “más preciado patrimonio del hombre”.
-¿Cuándo volvió a instalarse en Sevilla?
-En 1.587, aunque de forma fugaz ya estuve en varias ocasiones. Me alojé en la Posada de un viejo amigo, Tomás Gutiérrez. Al poco tiempo fui nombrado Requisador de Aceite y Trigo, es decir, como Comisario de Abastos. Puesto del que fui destituido en el mes de Abril del año 1.594. Volví a Madrid, dónde me esperaba un nuevo puesto en la Administración Pública, como Recaudador.
-Se casó Vd. con una distinguida dama, mucho más joven, ¿tuvo hijos?
-Sí, sí me casé con 37 años en Esquivias (Toledo) con mi amada Catalina de Salazar y Palacios, entonces ella tenía 19 años. Con mi esposa no tuve descendencia, pero sí una hija natural, fruto de una infidelidad, allá por el año 1.584.
-¿Se puede conocer quién era esa dama?
-Desde luego, soy un caballero y no vedo respuestas. Se llamaba Ana Franca de Rojas, madre de Isabel de Saavedra, mi hija.
-¿Es cierto que quiso embarcarse para las Indias para tratar de sanear su economía?
-En 1.590, el 21 de Mayo, presenté un memorial al Rey Felipe II, enumeré mis servicios y pedí la merced de un oficio en Indias. El día 6 de Junio de aquél año, el Concejo de Indias me comunica que la respuesta es negativa.
-¿Cómo fue su alistamiento en la Armada Española?
-Con apenas 20 años recorrí Italia y en el año 1.571 me enrolé en la Armada Española. LEPANTO%20BATALLA%205[1]Participé en la famosa Batalla de Lepanto: “ La más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros”.
-De aquella batalla salió Vd. herido ¿cómo sucedió?
-Aquél día me encontraba enfermo, con calenturas. A pesar de que mi Capitán y mis compañeros no querían que participara de la batalla, me armé de coraje y subí a cubierta para luchar por Dios y por mi Rey. Al final, resulté herido a consecuencia de un disparo de arcabuz, recibido en el pecho y en el brazo izquierdo. Perdí gran movilidad de este miembro.
-¿Entonces lo de su mano…?
-Mi mano izquierda no fue cortada, sino que se anquilosó al perder el movimiento, un trozo de plomo se quedó alojado.
-Aquella época como le fue ¿siguió su carrera militar?
-No, la dejé, por aquél entonces fueron tiempos muy duros. Estaba en la ruina y me dediqué a escribir. En 1.585 publiqué la primera parte de “La Galatea”, aunque nunca hubo una segunda continuación. Se me ocurrió escribir para el teatro, también sin porvenir.
-En 1.587 fue nombrado Comisario Real de Abastos, o sea, Recaudador de Especies para la Armada Invencible, y le fue mal, empezando con la Iglesia.
-Sí, recuerdo aquello, fue en Écija. Según le parecía a esta institución eran excesivas las recaudaciones, me denunció y ex comulgó. Fui encarcelado en Castro del Río.
-Más tarde, otro nombramiento también le supuso problemas más graves ¿no es así?
-Fui Recaudador de Impuestos. El banquero al que depositaba el dinero quebró y me acusaron de nuevo. Entonces me encarcelaron en la Cárcel Real de Sevilla, dónde estuve seis meses.
-Se dice que perteneció a una Cofradía de Protectorado.
-La penuria económica siempre fue mi compañera. En 1.609 ingresé en la Cofradía de Esclavos del Santísimo Sacramento, a la que también pertenecía Lope de Vega y Quevedo. Era una costumbre de la época para tener la oportunidad de obtener algún protectorado.
-¿Cuándo comenzó su entrega a la creación literaria? Por cierto, que prolífera en obras.Novelas[1]
-En los años siguientes a la publicación del “Quijote” le siguieron “Novelas Ejemplares” (1.613) “Viaje al Parnaso” (1.614) “Ocho comedias y ocho entremeses” y la segunda parte del Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha (1.615). A pesar de todo mi trabajo, las penurias económicas continuaban.
-Sus principios iban encaminados hacia otros afanes literarios, que nunca abandonó.
-En mis comienzos fueron la poesía y el teatro. Hice sonetos, canciones, églogas, romances, letrillas y otros poemas menores, dispersos. Lo más importante fueron “Canto de Caliope” y “Viaje del Parnaso” (1.614). No logré ser reconocido como poeta, y en el teatro tampoco.
-En el teatro tenía Vd. un rival muy difícil de vencer ¿es cierto?
-Efectivamente, decían que era mi eterno rival. Le hablo de Lope de Vega, y por ¡Dios! Es que era muy bueno. También hubo otro Lope de Rueda, que tanto admiré de joven.
-Se habló de que en 1.614 en Tarragona apareció una publicación apócrifa del “Quijote”.
-Quién fuera lo hizo bajo el seudónimo de Alonso Fernández de Avellaneda. En el prólogo se jactó de insultos hacia mi persona. Nunca se supo quién era, aunque mis biógrafos apuntan a que fue Lope de Vega.
ffcf21ae-82b1-11df-acc7-002185ce6064_7[1]-¿Por eso cambió Vd. el título de Ingenioso por Caballero en la II parte?
-Cuando escribía la segunda parte, estaba ya bastante avanzada, hube de darme prisa. Ya en el Capítulo LIX no perdí la ocasión de ridiculizar al falso Quijote y de asegurar la autenticidad de los verdaderos Don Quijote y Sancho. En 1.617, en Barcelona, las dos partes se publicaron juntas.
-¿Sabe Vd. que su obra está considerada inmortal y de fama universal?
-Después de los tiempos, eso dicen. También estoy informado de que he sido traducido a todas las lenguas con tradición literaria.
-¿Qué obras tienen presencia fundamental la ciudad de Sevilla?
-Son varias, “El rufián dichoso” y “El rufián viudo”. Me interesó reflejar al hombre que sufre, vive y se divierte, por la Sevilla vivida y habitada. En las “Novelas Ejemplares” forma parte “El celoso extremeño”, “Rinconete y Cortadillo” y “El coloquio de los perros”.
-¿Cómo describiría la Sevilla de aquella época como referencia en su obra?
-Mi principal objetivo era reflejar los problemas humanos, y la condición ambivalente y sutil del ser humano; algo que sólo podía llevar a cabo en una ciudad tan moderna, abierta y cosmopolita: la Sevilla de entonces, en relación con otras.
-¿Sabe Vd. que Sevilla en 1.916 le rindió un homenaje en su III Centenario?Cerámica+Cervantes[1]
-Por supuesto. Sí, fueron colocados dieciséis azulejos conmemorativos en varios puntos de la ciudad dónde se desarrollan parte de mis obras. ¡Tantas veces paseé por aquellos lugares! Aún los recuerdo como si fuese ayer. Los textos de los azulejos fueron redactados por otro escritor, Luis Montoto.
Placa_cervantes_sevilla_1[1]-¿Sabe cuál es la última placa colocada en Sevilla por su IV Centenario?
-¡Ah, sí!, si está colocada en el Muro de la actual Casa de la Provincia, en la plaza llamada del Triunfo. Alude al pasaje del Quijote, en la que menciona al Giraldillo, en el capítulo XIV de la segunda parte. Dónde el Caballero del Bosque reta a la Giganta: “Una vez me mandó que fuese a desafiar a aquella famosa giganta de Sevilla, llamada Giralda, que es tan valiente y fuerte como hecha de bronce, y sin mudarse de un lugar es la más movible y voltaria mujer del mundo”
-Don Miguel, ha sido un honor para mí compartir esta charla con Vd. Muchas gracias por haberme concedido la entrevista que siempre quise hacerle- Con gesto galante me ofreció su rugosa mano que estreché durante unos instantes.
-Las gracias a vos por atender a este pobre viejo. Aquí me encontraréis cada año. Que  Dios os guarde, bella dama – Una sonrisa afloró entre sus labios y un guiño de complicidad fue su despedida.

Mafalda, ya es “princesa”

72fef4cdf53342a08b43471f010be4d7[1]                                                                                          mafalda[1]

El padre de la criatura, Joaquín Salvador Lavado Tejón, un joven de 81 años, más conocido por Quino, nacido en Mendoza (Argentina) ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades del año 2.014. Es el primer dibujante que recibe este galardón.
Su obra considerada de un enorme valor educativo y con una dimensión universal, está plena de personajes entrañables, compañeros de Mafalda como Felipe, Manolito, Susanita, Guille y Libertad en su mundo de viñetas durante décadas ha sido la delicia de niños y adultos.
Quino, en su faceta de ilustrador, dibujante y humorista publicó en 1.963 “Mundo Quino” y se inventó a Mafalda, nacida para una agencia de publicidad que nunca la utilizó. Esa niñita precoz daría sus primeros pasos en el periódico “Primera Plana”. Más tarde, en muchas cabeceras de diferentes países de Iberoamérica. En España empezó su andadura en la desaparecida revista “Triunfo”.
La creación del universo de Mafalda, que cumplirá el próximo 29 de septiembre 50 años, es el de una niña que percibe la complejidad del mundo desde la sencillez de los ojos infantiles. Una niña inteligente, a veces irónica, inconformista, contestataria y a la vez sensible, siempre sueña con un mundo justo, más digno y respetuoso con los derechos humanos.
El genial galardonado, al conocer la noticia expresó con modestia y timidez:” Es un honor muy grande recibir el Premio Príncipe de Asturias. Estoy muy emocionado y muy agradecido a España, a la que me siento muy unido por la sangre que me dieron mis padres – españoles-“
¡Enhorabuena!

Liubliana, la ciudad custodiada por un dragón

 

puente-dragones-liubliana[1]

(Ljubljana-Slovenija)

Lo que más me fascina de los viajes es la improvisación, siempre la espero y, al final, sucede. Esta vez, ocurre tras la visita a la Cueva de POSTOJNA. La guía nos propone, dada la cercanía, visitar la capital de Eslovenia, Ljubljana. A cambio, hemos de guardar esta secreta escapada ya que no figura en el programa. La respuesta del grupo a tal propuesta es un Sí rotundo.

P1020713

Ante la inesperada sorpresa, llego a esta ciudad totalmente desinformada, no me había documentado, como es mi costumbre, Tan sólo poseo un pequeño mapa de la ciudad con una escueta información, que la guía nos entrega, y tres horas y media para cumplir el objetivo. La mayor dificultad que encuentro es el idioma esloveno, de raíz eslava. He intentado pronunciar algunas palabras, pero ha resultado en vano, son muchas consonantes juntas y al leerlas sólo emito un sonido gutural, apenas comprensible. Intentaré comunicarme con mis escasos conocimientos de inglés.                                                                                                        P1020717

Como norma básica cada vez que viajo en circuito, me desligo del grupo y comienzo mi particular “gymkhana” Atrás, dejo a una veintena de personas indecisas: intentan ponerse de acuerdo para ir a alguna parte. Tras una breve, pero minuciosa, ojeada al mapa compruebo que la ciudad antigua es pequeña, pero su historia es extensa y muy interesante. Observo a mí alrededor, la calle que está al otro lado de la acera va hacia el casco antiguo. Decido ir por este camino.

Ljubljana_grad_Panorama_17358_166390[1]

Lo que resalta en el horizonte, tras la ciudad, en lo alto de la colina de Grad dominando el entorno, es el perfil desafiante y majestuoso del Castillo de Liubliana, reconstruido en el siglo XVI sobre el original que se remonta al siglo IX. Su forma es pentagonal y la torre principal es llamada del Beldevere. Fue utilizado como prisión en el siglo XIX El trazado del centro histórico está ubicado entre el río Ljubljanica y la falda de la montaña.      

Por suerte, encuentro un Punto de Información Turística, y a la vuelta de la esquina, una pequeña librería donde adquiero un libro, en español, que trata sobre la ciudad y sus monumentos. Ya tengo las “armas” que necesitaba. Antes que nada, deseo saciar mi curiosidad sobre el por qué está custodiada por un dragón. Recuerdo la frase.”No se descubre si no lo que se ha imaginado” (Gaston Bachelard)

La leyenda que existe cuenta: “Las aventuras de Jason y sus argonautas (héroes de la mitología griega) que, huyendo del rey Aites por haberle robado un vellocinio de oro se dirigieron al Norte por el Mar Negro, remontaron el Danubio, el Sava hasta llegar al río Ljubljanica. En el nacimiento de este río encontraron un gran lago rodeado de una marisma. Aquí Jason tuvo que enfrentarse a un terrible dragón que vivía en aquel lugar; después de una dura lucha, le venció.” Este sería el Dragón de Liubliana, símbolo de la ciudad que aparece en el escudo de armas y en la bandera nacional.

También es curioso el origen del nombre de la ciudad ya que existen varias hipótesis:  que proviene de una antigua ciudad eslava llamada Laburus, mientras que otras aseguran que deriva de la palabra del mismo idioma Luba que significa Amada, o de la latina Alubiana. Cada cual puede elegir la suya.                                                                                P1020783      

Tengo la sensación de que es una ciudad fácil de recorrer, toda la zona es peatonal, enseguida trazo la ruta a seguir. Según se dice: “la primera impresión es la importante”. Desde luego, la que experimento es P1020970magnífica. Siento como la adrenalina comienza su proceso invadiendo mis sentidos. Sin vacilar me dirijo hacia el centro neurálgico de la ciudad: la Plaza Presernov. Lugar dedicado al importante poeta esloveno Frances Preseren (1-872-1-957). La erguida figura reproducida en bronce sobre un labrado pedestal, parece que observa a los paseantes dominando la situación.

Me asombro ante este gran espacio abierto y privilegiado desde donde puedo contemplar una hermosa panorámica. Un lugar de paso por estar situado en un importante cruce junto al río. Un sitio ideal para tomar el pulso a la ciudad.

      P1020797Comienzo a orientarme. Uno de los edificios más representativos de la plaza, entre otros, es el antiguo Café Valvasor, centro de reunión de intelectuales durante el siglo XIX, actualmente es la Farmacia Central. La arquitectura parece que se ha dado cita aquí, creo que no he visto en otro lugar este conjunto de diversos estilos, es perfecta la integración. Asomándose a esta plaza la Iglesia de la Anunciación, de estilo barroco de mediados del XVII junto al modernismo reflejado en las hornacinas y frontones que ornamentan la fachada de color rosado, resaltando sus dos esbeltas torres. No dejo de hacer fotos aquí y allá, tal vez, de forma compulsiva.

A pocos metros, están los edificios representativos del Art Noveau de principios del siglo XX, para mí esta arquitectura tienen una atracción especial, y me regocijo ante el Palacio Urbanc y el Ura, actualmente albergan grandes almacenes, como Centromerkur. De dicha plaza surge el Puente Triple. Al contemplarlo no salgo de mi asombro: una belleza singular. Curioso conjunto de tres puentes de gran originalidad. La parte central, llamada Puente del Hospital, construido en 1.842, mientras que las arcadas laterales, peatonales, se edificaron entre 1.929-1.931, según diseño del acreditado arquitecto esloveno Joze Plecnik. Tras cruzarlo accedo al casco antiguo, la margen derecha del río.

P1030003

A este lado del emblemático puente me encuentro ante una de las obras más destacadas del mencionado arquitecto: el Mercado Central. Es un edificio espectacular. Mi atención se fija en la decoración de sus ventanas y su gran balcón central, además de sus curiosos tejados. La alargada columnata neoclásica, bajo la que se resguardan una hilera de puestos que venden variados productos típicos de la zona y objetos artesanales. Por falta de tiempo y, no de ganas, tengo que seguir la ruta.

P1030012

Al encontrarse la mayoría de sus monumentos, edificios y plazas en esta zona histórica, mientras camino voy percatándome de la idiosincrasia que va surgiendo en cada rincón. Como siempre, cada vez que recorro una ciudad, no puedo evitar la tentación de perderme, sumergirme en su historia y formar parte de cuanto me rodea. Intento fallido ya que, desafortunadamente, encuentro el regreso y vuelvo a la realidad. De todas formas, persisto en el empeño y por tiempo definido, disfruto de los laberintos de calles y callejuela adoquinadas, contemplando sus viejos edificios medievales que, tal vez, tantos secretos guardaran entre sus muros.                                                                                  

Como toda ciudad europea, Liubliana se caracteriza por su gran diversidad de iglesias, además de las ya reseñadas, hay que destacar la de San Pedro, situada en el viejo barrio del Medievo, la que dice más vieja parroquia de la ciudad, fechada su construcción entre 1.730-1.745. Llego hasta sus puertas y mi intención se frustra: está cerrada.

                                                                                                                                                                                          P1030064Siguiendo con el tema religioso, creo que en estos monumentos se refleja mucho del pasado, continuo mi peregrinación hacia la Catedral de San Nicolás, situada en la Plaza Pogacarjev. Está edificada en el mismo lugar donde, en el siglo XIII, existía una iglesia bajo el patrocinio de los pescadores y barqueros. El edificio actual es de principios del siglo XVIII. La puerta principal es de bronce y recoge escenas de la cristiandad eslovena. La intencionada visita está fuera de horario, por lo que decido dar una vuelta a su alrededor. En los muros laterales exteriores, hay varias lápidas funerarias romanas, medievales y barrocas. En una de las fachadas una hornacina, protegida por un cristal, una escultura gótica de la Piedad, del siglo XV.

La historia de Liubliana está ligada a su río Ljubljanica y, ciertamente, le da un toque mágico. Fue una importante arteria del tráfico fluvial, ahora sólo una pequeña flota de barquitos, se dedican a los paseos turísticos.

Con la lógica dificultad del idioma, localizo que estoy en la Plaza Vodnikov, dedicada al poeta Valentin Vodnik (1.758-1.919). En este lugar se alza la Casa Mahr. En tiempos existió un alberque, dónde se dice, nació el infante español, futuro Carlos VII de Bobón. Desde esta plaza enlazo con otro puente.

Creo que este río no divide a la ciudad, si no que la une, ya que sus magníficos puentes son elementos arquitectónicos que la caracteriza. Además del Puente Triple, el más significativo es el de Los Dragones, construidos en 1.901 en honor al emperador Francisco José. Es una institución, un símbolo de la ciudad, con los cuatro dragones que se alzan en cada una de las esquinas. Consulto mi guía, una leyenda se le atribuye y, mientras la leo, sonrío: “Cuando lo cruza una doncella, los dragones mueven sus colas”. Me parece simpática y… picaresca. Decido no cruzarlo, por si acaso, y vuelvo mis pasos por el mismo margen derecho.

P1030073

La panorámica que ofrece el río Ljubljanica desde el puente es hermosa. A pesar de estar canalizado y encerrado entre muros. En ambas márgenes, abunda el arbolado, un juego que mezcla los volúmenes y las formas de los álamos, sauces, tilos y castaños que dejan caer sus ramas sobre las aguas, a la que se asoman las bellas fachadas de las casas que lo bordean. En algunas zonas, cuelgan obras pictóricas, una forma de exponer el arte. Ello le proporciona colorido y plasticidad al entorno. No salgo de mi embeleso.

El tiempo, mi mayor enemigo. Tengo que controlar mis impulsos, la curiosidad me vence: ver más y más. La vitalidad que desprende esta ciudad es contagiosa. Sus calles son un ir y venir constante de viandantes, aparentemente sosegados, sin los agobios que producen una gran urbe. Los acogedores cafés que se alinean en las riberas del río disponen de cómodas terrazas. Suelen estar ocupadas por reuniones familiares y de jóvenes que, animadamente, disfrutan de las charlas, y son un alivio para el cansado turista. Creo que a los nativos les gusta gozar de sus calles, sobre todo en esta época estival, ya que gozan de temperaturas que no sobrepasan los 28º-30º, sin embargo, para mí es una espléndida primavera.

Es tal mi entusiasmo que me he olvidado de comer algo, la alarma salta en mi estómago. A pesar de la tardía hora, sin pensarlo mucho, entro en una cafetería y ocupo una de las mesas. Una ojeada a la carta de viandas, me deja perpleja: no entiendo nada de eslavo. Entablo un “intercambio dialéctico y de gestos” con el camarero, que sólo ha P1020761 entendido: “deseo tomar una cerveza”. Es tal la situación que, una joven ocupante de la mesa cercana, intercede en mi ayuda, habla algo de español. Resuelto el problema, elijo una vianda al azar. Mientras espero lo solicitado, ambas nos enzarzamos en una charla basada en preguntas y respuestas. A ella le interesa España y a mí, su ciudad. El final: la intención de la chica es que le facilite la receta de la “paella”. Me quedo anonadada.

Con voracidad engullo una especie de bocadillo que esconde un filete de carne, desconozco su sabor y de qué animal procede, todo ello, aderezado con una sabrosa salsa y lechuga. El apetito es ciego. Después me informé de que, es habitual, el consumo de la carne de caballo. Si así fuere, lo recordaré como una experiencia gastronómica.

Recuperada las fuerzas, continúo mi recorrido. Tres son las plazas que representan el casco histórico, llamadas Mestni, Stari y Gornji rodeando la falda de la colina del Castillo. Esta zona ha conservado su trazado medieval, casi todas las casas son barrocas con fachadas de varios colores. Lo sorprendente es que dichas plazas son de forma alargadas y se conectan entre sí gracias a las calles peatonales, paso de una a otra sin darme cuenta.

P1020719

Callejeando llego hasta la Plaza Mestni, donde se alza el edificio del Ayuntamiento, construcción de fines del siglo XV, reconstruido en 1.718. De su arquitectura, quizá, lo que más me llama la atención es su campanario y sus coloridos relojes en cada una de sus caras. Frente al edificio resplandece la fuente de los Tres Ríos de la comarca de Carniola. Tres figuras alegóricas representan al Sava, El Krka y al Ljiubljanica. Obra barroca del XVIII diseñada por Robba. Su estilo me recordó a la que está en la Piazza Nabona, de Roma.

Continúo mi paseo hacia la siguiente plaza Stari, corazón de la ciudad vieja. En este lugar se ubicaba la Tranca, un edificio demolido que albergó la cárcel. Desde aquí, a través de una callejuela, desemboco al Puente de los Zapateros, que ya existía en el Medioevo, según dibujos antiguos, guardaba semejanza al Ponte Vecchio, de Florencia. Era llamado así por la zona que ocupaban los talleres de zapatería. El actual, es obra del arquitecto Plecnik. Es un puente de peculiar belleza, debido a las columnas que se elevan a lo largo de su recorrido, Al otro lado se halla el barrio judío.

La “gymkhana” está llegando a su fin. Como final a este recorrido cultural, un breve apunte en cuanto a Literatura. Además del citado poeta Preseren, creo que los escritores, anteriores y actuales, de este país son grandes desconocidos fuera de sus fronteras. Entre ellos, hubo un personaje importante que influyó mucho en la literatura de este país, Primoz Trubar (1.508-1.586) El primer autor en lengua eslovena que entregó a sus compatriotas su libro impreso en 1.550. Como homenaje, su efigie aparece en las monedas de 1 Euro.

He de reconocer que Liubliana, esta pequeña capital del centro del país de Eslovenia, hoy día se nos presenta como una ciudad joven, pero con mucha historia detrás; al igual que su arquitectura y entorno que esconden grandes secretos del pasado. Un país pequeño y acogedor que me ha sorprendido por su riqueza cultural y la amabilidad de su gente. Desde Enero de 2.007, Eslovenia se convirtió en el primer país ex-comunista en adoptar la moneda común europea: el Euro.

SONY DSC

El tiempo concedido se agotó y de nuevo me encuentro en el punto de encuentro para continuar el viaje. Sólo una frase puede resumirlo todo¨” No he contado la mitad de lo que vi” (Marco Polo).

Día de la Madre

madre-hija-klimt[1]

El día de la Madre en España se celebra todos los años el primer Domingo de Mayo, por este motivo me place rendir este pequeño homenaje a todas las madres del mundo.

LAS MANOS DE MI MADRE

Manos las de mi madre, tan acariciadoras,
tan de seda, tan de ella, blancas y bienhechoras.
¡Sólo ellas son las santas, sólo ellas son las que aman,
las que todo prodigan y nada me reclaman!
¡Las que por aliviarme de dudas y querellas,
me sacan las espinas y se las clavan en ellas!

Para el ardor ingrato de recónditas penas,
no hay como la frescura de esas dos azucenas.
¡Ellas cuando la vida deja mis flores mustias
son dos milagros blancos apaciguando angustias!
Y cuando del destino me acosan las maldades,
son dos alas de paz sobre mis tempestades.

Ellas son las celestes; las milagrosas, ellas,
porque hacen que en mi sombra me florezcan estrellas.
Para el dolor, caricias; para el pesar, unción;
¡Son las únicas manos que tienen corazón!
(Rosal de rosas blancas de tersuras eternas:
aprended de blancuras en las manos maternas).

Yo que llevo en el alma las dudas escondidas,
cuando tengo las alas de la ilusión caídas,
¡Las manos maternales aquí en mi pecho son
como dos alas quietas sobre mi corazón!
¡Las manos de mi madre saben borrar tristezas!
¡Las manos de mi madre perfuman con terneza!

                                                      MARIO BENEDETTI

Sevilla, capital mundial del enganche

P1100340

Días 2, 3 y 4 de Mayo 2.014

Como es habitual y como anticipo a la Feria de Sevilla se celebra este año la XXIX Exhibición. El Real Club de Enganches, organizador de este certamen ha decidido dedicarlo a la Guardia Civil. La ya tradicional de enganches de la Feria se celebrará el domingo día 4 en la Plaza de Toros de la Real Maestranza.

P1100614

Esta exhibición serán los grandes protagonistas de este preludio, más que nunca, de una Feria que se celebra de una forma insólita en el mes de Mayo. Siempre espectacular y en la que esta edición participarán 70 carruajes, una jornada en la que el colorido y la alegría de los enganches se extenderá a buena parte de la ciudad.

El desfile inaugural es el viernes día 2.- Se realiza un recorrido por el casco histórico, desde la Plaza de España (Parque de María Luisa) a la Plaza Nueva. Delante de la fachada principal del Excmo. Ayuntamiento, la proclamación de la Ciudad de Sevilla como Capital Mundial del Enganche. P1100529

El sábado día 3 se celebrará el Concurso internacional de Enganches de Tradición “Ciudad de Sevilla”, Copa de Naciones y I Campeonato de España. El Real Club de Enganches de Andalucía, dentro del programa de concursos integrados en el calendario internacional, organizará un evento dentro del circuito europeo, como lugar representativo del mundo del Enganche.

Dicho concurso consiste en tres pruebas:
10,00 h. Presentación en la Plaza de España ante un jurado compuesto por tres jueces independientes.
P110069110.20 h. Recorrido variado de asfalto entre 12 y 14 Km. con diferentes pasos obligados. (El recorrido se efectuará por un circuito determinado por las calles de la ciudad) Finalizará en la Plaza de Cuba, final del recorrido frente al Museo de Caruajes.
14.00 -15.00 h. Parque de Los Príncipes. Manejabilidad. Hasta 20 puertas y 800 m. máximo sobre tierra o hierba.

P1100704El domingo día 4, El escuadrón de caballería de la Guardia Civil con carrusel de lanceros y banda de clarines abrirá la exhibición. Llegarán a la Plaza de Toros desfilando desde el cuartel de Eritaña. Cuando finalice en el coso taurino realizarán un recorrido por el Casco Histórico. En su recorrido harán paradas con toques de clarines en las calles: Reyes Católicos, Plaza Nueva, Plaza Virgen de los Reyes y Triunfo. Seguirán hasta unirse a los carruajes participantes una vez terminado el certamen en la Plaza de Toros, en su camino hacia la Plaza de España.

20130414-225321[1]

 

1365958143_1[1]

Sin duda, una oportunidad única de poder contemplar tanto una verdadera exposición de carruajes antiguos al uso, como un verdadero museo viviente del arte del enganche.